Súmate para que sean más.

No somos aquello que pintan los medios, que describen las redes, las telenovelas, los cuestos y los telepley.  Somos de carne y hueso, con sentimientos, con sueños, con metas, con propósitos  y llenos de vida. Mucho se dice de lo que tanto se desconoce en un mundo parcialmente desconocido por el hombre. Soy  Gay pero no soy un fantasma, un demonio, una fiera, solo soy yo con otra forma diferente de pensar, de actuar, de vivir. Pero sobre todo con virtudes que superan los defectos, virtudes que no son visible a tus ojos. Es por ello que no me aceptas mientras te alejas de la realidad y te encierras en ese closet homofóbico errático en el cual  crees que mi propósito eres tú,  sin aun darte cuenta tu mismo de la persona que eres. Que eres hombre igual que yo y que solo basta que te levantes un día y te pongas una falda o te acuestes con un hombre para que descubras que lo que tanto rechazas tu  puede hacer feliz a otros. La homosexualidad en cualquiera de sus  características no es una  enfermedad, es una conducta humana,  son sentimientos, pasiones, deseo, entrega en busca de la felicidad, la homosexualidad se sufre, duele, pero está llena de principios, de ética, porque te das cuenta quien es uno cuando enfrentas la sociedad, la familia, los amigos, enfrentas a la vida y te aceptas tu mismo, has ganado la gran batalla. Ahora gana tú la tuya contra ese mal, la homofobia, que no dice nada pero si hace mucho daño y saca de tu mente  el hecho de que aceptes no quiere decir que eres igual, si no que ellos son iguales,  solo que los marca una diferencia, esa que tu aun no has aceptado y con tus acciones solo hieres aquel que puede ser tu hijo, un familiar, un amigo, un vecino en fin alguien parte de tu mundo, del mundo de todos, de la tierra y de la especie humana. Di no a la homofobia y has llegar este mensaje aquel que lo necesite, se tu también parte de esta historia no mal contada pero si bien dirigida. No importa lo que pienses, pero si me interesa lo que hagas, lo que sea que sea para decir, basta ya, NO a la Homofobia, ellos también necesitan ser felices y Sumate.