Vivir sin miedos.

Manuel, un muchacho lleno de deseos y pasiones. De gran prestigio y orgullo decidió contarle un día al mundo quien era. Le conto al mundo que era Gay,  desde niño le gustaban los hombres y que había encontrado la felicidad en aquello que tanto las personas critican, hablan, cometan y difaman. A sus 16 años Manuel demostró que para ser feliz no hacía falta creer en las personas,  si no creer en uno mismo. Que no importa si el mundo nos acepta, lo que la gente piense  porque el mundo es eres tú. No fue fácil, pues sobre su decisión cayeron muchos prejuicios y estereotipos de una sociedad que ante todo rechaza y no comprende que los gay son seres humanos, con defectos y disimiles virtudes de las cuales nadie habla.

Manuel siguió el camino que escogió y se hizo un profesional de la Construcción y a sus 19 años dirigía importantes obras sociales en un lugar de cuba. Con profesionalismo, con hombría ante todo. La homosexualidad se siente, se disfruta pero no se impone. Pensar diferente no te hace ser menos, pero si parte de la sociedad y ante todo aprendió que la ética viene en uno y no está en nada. Decir buenos días, pedir permiso entre muchas cosas más que enorgullecen a Manuel.

Pasaron los años y Manuel se fue siendo grande, ocupo grandes responsabilidades en las cuales nunca dio a comprender sus sentimientos pero si dejo huellas en muchos corazones, con sus gesto, su valor humano, sus sentimientos, hazañas y prestigio, siempre sin dejar de ser ese que encontró el amor al otro lado del mundo, su propio mundo. A los 24 conoció una muchacha con la cual comenzó una relación s\in mentiras, pues aprendió tanto que alcanzo el valor para decir a su novia que era gay. Ella diferente a las demás dijo. Aprender a aceptar a los demás y sus diferencias es parte de la vida, contigo aprendí. Me interesas tú y siempre contaras con el apoyo de mi parte para que seas tú. Ambos formalizaron un matrimonio y contrajeron un hijo fruto del amor y de la sinceridad, honestidad y respeto, la comprensión de un ser humano va mas allá de los limites, está en tu imaginación. El mundo no puede ser diferente su tu decidiste cambiar. El amor es así cuando se siente de verdad, porque solo podrás vivir sin miedos, cuando hayas aprendido a vivir con ellos.

Gracias.