Más un sí que un no, defiende tu derecho y el futuro de nuestros hijos.

Un tema, una polemica, un debate. Artículo 68 del Anteproyecto de la Constitución de Cuba y cito: ” El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común. Descansa en la igualdad absoluta de derechos y deberes de los cónyuges, los que están obligados al mantenimiento del hogar y a la formación integral de los hijos. Mediante el esfuerzo común, de modo que este resulte compatible con el desarrollo de sus actividades sociales. ”
Para los buenos estudiosos de este tema, la primera respuesta está en el Articulo No 1 cuando dice y cito. Cuba es un estado de derecho, aunque la homosexualidad no es un derecho, más bien una conducta u orientación sexual, la homofobia si afecta los derechos y es desde entonces donde se busca legislar desde la Constitución el rechazo a este tipo de maltrato. Cada quien es responsable de sus actos y de su propia felicidad, sin importar cuán o cual sea la forma. Opinar en contra no dirá mucho, pues estamos diciendo si a la homofobia, mi bien estar de acuerdo o proponer que se modifique sin perder la esencia, estaríamos luchando contra la homofobia, mal que en el mundo ha cobrado la vida de cientos de miles de inocentes que por ser gay fueron maltratados, humillados, asesinados. Lo que no razonamos es que tenemos hijos, familias, amigos que un día pueden sufrir los efectos de la homofobia. Hoy desde el Centralismo democrático que caracteriza nuestro sistema se quiere luchar contra ese flagelo de la homofobia, en nombre de las victimas que ya no están y de tod@s aquellos que sufren algún tipo de maltrato homofóbico digamos no, diciendo un si articulo 68 y dejemos de interponer a nuestros hijos por delante, nuestros hijos son nuestros hijos sean homo, bi, hetero, metro,….sexual, son nuestros hijos. Ellos nacieron para ser felices y notros los padres para apoyarlos. El no cuenta , pero un si se multiplica.